Utilizando técnicas de subpíxeles y teoría de color aditiva, Aches crea murales y retratos que reflejan el mundo digital actual con pintura en aerosol y acrílicos. El artista irlandés, cuyo trabajo se ha visto en España, Dinamarca, Inglaterra, Suiza y EEUU, aplica esta experimentación a grandes obras figurativas, retratos de galerías y tags tradicionales de graffiti.

 La paleta RGB se selecciona específicamente para emanar los colores que vemos con más frecuencia: los colores en pantalla que crean las representaciones digitales que todos conocemos.

Mezclando a mano todos los colores para correlacionarlos con los tonos de píxeles en pantalla, Aches ha creado representaciones abstractas de retratos, con detalles intrincados y muchas, muchas capas de pintura (spray y acrílico).

 De cerca, el trabajo puede verse como una red tejida de superposiciones de color, pero desde la distancia, emergen los rostros. Esto permite al espectador tener múltiples experiencias de la misma pintura.

ACHES INSTAGRAM