Utilizando espuma de taxidermia y técnicas tradicionales para crear sus formas animales, las criaturas de Emery sugieren la realidad, pero están acabadas en materiales intransigentemente artificiales como los pompones de poliéster. Los colores también son vibrantes hasta el extremo.

Claramente, los animales salvajes creados por el hombre aparecen en posturas naturales pero con nuevas pieles de hilo de color arcoíris que crean lo que Emery llama «monstruos de ensueño», refiriéndose tanto a su interés en los artefactos antropológicos en las colecciones de historia natural como en los juguetes de peluche de su infancia.

Las esculturas indeterminadas de Emery se pueden ver actualmente a través de una exposición en línea con Martin Browne Contemporary, y se pueden encontrar más de sus proyectos textiles en Instagram.

TROY EMERY’S WEBSITE