Las obras del cineasta argentino Fernando Livschitz nunca dejan de sorprender, siempre nos transportan a un mundo fantástico pero contemporáneo, con elementos que podemos relacionar y sentirnos identificados, cercanos.

En esta ocasión nos trae un corto titulado Beatufil Caos, que hace que algo atemorizante y  gigantesco como un parque de atracciones, se transforme y genere ansiedad de una manera muy fina y estilizada con sus rieles interrumpidos, o sus norias imposibles.

 

FERNANDO LIVSCHITZ’S WEBSITE