Si juntamos fotografía a alta velocidad, con el momento justo en el que figuras de porcelana tocan el suelo, tenemos como resultado este espectacular desastre.

 El fotógrafo Martin Klimas utiliza esta técnica para dotar de movimiento y caos a esta serie. Lo increíble de este momento en el que todo parece detenerse, nos permite ver la fragilidad de estas delicadas piezas, y al ver cómo explotan en mil pedazos con solo tocar el suelo, nos da el poder de ver y apreciar algo que sino pasaría tan rápido que no nos daríamos cuenta.

 Para captar estas fotografías en el momento exacto, el artista suelta las estatuillas a unos 3mts de altura y al caer, el sonido que generan hace que se dispare la cámara, el resultado son estas imágenes capturadas en el momento justo.

MARTIN KLIMAS’S WEBSITE