El problema que tenemos con el plástico no es secreto, cada año más de ocho millones de toneladas se vierten en nuestros océanos.

 Esto viene acompañado de la disminución dramática de los insectos y la crisis climática global y de todo esto se alimenta Thomas Deiniger para crear sus trabajos.

 En esta ocasión, en un corto de Gnarly Bay, los clips de Deininger en su estudio están cortados con imágenes que muestran las muchas formas en que el plástico ha dañado nuestro ambiente y las criaturas que viven en él.

 

THOMAS DEINIGER’S WEBSITE