El fotógrafo Thomas Jackson está intrigado por los movimientos y comportamientos de enjambres, algo que busca replicar en instalaciones temporales que construye con el propósito de hacer una sola foto como parte de su serie de Comportamiento Emergente.

Desde enjambres de langostas, hasta bancos de peces o bandadas de pájaros, el artista con sede en San Francisco recrea estos comportamientos autoorganizados con objetos comunes como vasos de plástico, serpentinas de fiesta o hula hoops. Cada pieza se hace como se ve aquí usando varios métodos de filamento y otras estructuras ocultas que mantienen todo en su lugar para la fotografía: nada se edita digitalmente y las piezas no se lanzan por el aire. De su declaración sobre el proyecto:

Las imágenes intentan aprovechar la mezcla de miedo y fascinación que esos fenómenos tienden a evocar, mientras crean una interacción incómoda entre lo natural y lo fabricado, lo real y lo imaginario. Al mismo tiempo, cada imagen es un experimento de yuxtaposición. Al construir las instalaciones a partir de materiales inesperados y colocarlos donde parece que pertenecen menos, mi objetivo es ajustar los márgenes de nuestro vocabulario visual e invitar a nuevas interpretaciones de las cosas cotidianas.