Como miembros del colectivo de arte japonés  (o Mé, que significa “ojo”), Haruka Kojin, Kenji Minamigawa y Hirofumi Masui son las mentes creativas detrás de una impactante instalación en el Museo de Arte Mori de Tokio. Titulada Contact, la pieza luce como una gran ola del mar increíblemente realista que se quedó congelada en el tiempo.

 Al entrar a las salas de exposición, no se puede evitar sentir una especie de vértigo y claustrofobia de pensar que estás en riesgo de ahogarte. Esta marea pausada, es de un color azul profundo, iluminada por la luz natural de la ventana, lo que produce que mientras va avanzando el día y la luz va cambiando, también lo va haciendo nuestra perspectiva de esta ola, haciéndola todavía más real.

 El trabajo es parte de Roppongi Crossing, una serie trienal de exposiciones que proporcionan una visión general de la escena del arte contemporáneo de Japón. Puede ver más obras de la presentación de este año de obras de 25 artistas y colectivos en el sitio web del Museo de Arte Mori, que fundó la serie de exposiciones en 2004.

MUSEO MORI’S WEBSITE