Mientras trabajaba en un rodaje en Corea del Sur, el cineasta Rus Khasanov tuvo la idea de realizar este último corto experimental, Unity. El video se encarga de seguir a cientos de burbujas de pintura a medida que explotan, danzan y se funden entre ellas creando fascinantes coreografías de distintos colores, todo esto con una banda sonora de Dmitry Evgrafov.

Después de realizar varios experimentos y probando varios ingredientes a modo de prueba y error, Khasanov pudo lograr que las bolas de pinturas se fundan y se absorban entre ellas sin explotar y de esta forma pudo jugar con distintos movimientos y colores con más control y haciendo que hagan exactamente lo que él tenía en mente.

 El corto tiene elementos que están en foco nítido mientras que, al estar filmado en un macro tan potente, tienen un gran efecto de bokeh. Esto ayuda a separar los elementos de pintura brillantes en un desenfoque suave y que hace que todo parezca los puntos brillantes de una fotografía borrosa.

 RUS KHASANOV’S WEBSITE