Do No Harm, se titula la última exposición de Miss Bugs, en la que continúa recurriendo a temas como adicción y tecnología. Esta nueva serie se plantea como crítica social a nuestra sobre-exposición a las noticias falsas y cómo estas nos adormecen nuestro sentido de los que es real y no

 La artista destaca que, en un mundo de algoritmos y data, lo que consumimos esta seleccionado por terceros para nosotros y recubierto en azúcar para que todo parezca apetecible.

 Estos polos se presentan como productos farmacéuticos y se venderán en envases médicos, con instrucciones y recetarios.

MISS BUGS’S WEBSITE